21 de septiembre de 2013

Una nueva etapa en el lento viaje




El camino continúa y me alegro de volver a encontrarnos. 
Han sido unos meses andados por sendas a veces fáciles y otras un poco a oscuras. Para éste viaje que os cuento no hay mapas, ni alforjas, ni palabras, ni nadie que te diga que vas por buen camino. Si acaso, en la oscuridad de la noche el brillo de las estrellas  o en la madrugada el canto de algún pajarillo aliente nuestros pasos y nos regale una fugaz certeza.

El viaje es lento y hondo, a veces seco y árido,  otras frondoso.  No lleva a ninguna parte y sin embargo en cada paso te muestra su trazo. Delicado y silencioso.

Espero que hayáis tenido un buen verano, os he echado mucho de menos a todos!!!